Una vez más, mañana todos vamos a recordar el 2 de Abril de 1982 que es el día que un gobierno de facto, no electo, decidió recuperar Malvinas a la fuerza.

En vez de recordar el 3 de Enero de 1833 que es el día en que los británicos con la corbeta HMS Clio​ invadieron Malvinas y enviaron al continente a los habitantes y soldados que vivían en las Islas y que eran argentinos.

Los británicos, en este sentido, nos miran raro, porque nos señalan ante el mundo, como que recordamos cuando nosotros los invadimos a ellos. Y tienen razón, deberíamos recordarnos y recordarles, cuando ellos nos invadieron a nosotros, lo que según los libros debería ser la tercer invasión inglesa.

Otro dato interesante que todos deberíamos recordar, es que durante el período democrático, ya se han suicidado más ex combatientes, que soldados que perdieron la vida en la guerra en las Islas. Si, leíste bien, nuestra propia ineficiencia, nuestro propio sistema de salud, en plena democracia, generó más suicidios que las armas inglesas.

A veces, pareciera, que el principal enemigo de la patria, somos nosotros mismos.

Definitivamente, tenemos una problemática con la forma en que recordamos la historia, y creo que si en vez de tanto feriado, carnaval y mojar las patas en Playa Varese en días en que murieron cientos de argentinos hubiera más historia, visitas obligadas a museos o lecturas en bibliotecas, o documentales desde distintas perspectivas de la historia, tendríamos una sociedad más pensante, con más capacidad de adaptación y con más posibilidades en el futuro de recuperar lo que nos pertenece por la vía de la memoria, la palabra y el diálogo.

Feliz feriado mañana.

relojes dali

Hace unos meses atrás, asistí a un taller de time management por Fede y Fran.

Quizás por decantación, hoy tengo un nuevo hábito, y quiero compartirlo con vos, porque sé que si lo pones en práctica, te aseguro que te va a permitir mejorar muchísimo la gestión de tu startup o emprendimiento.

Además de utilizar diversas herramientas para administrar mejor mi tiempo (Google Keep, Google Calendar, Google Tasks, y un project manager de trabajo en equipo), comencé hace dos meses a hacer al final de cada día, una lista que incluye sólo los avances estratégicos que había logrado para Neolo.

La lista la hago en un excel, súper simple. Detallando el día, la tarea, y el tiempo mío y de terceros que implicó concretarla, cada día.

La realidad es que es fantástico porque crear y mantener esta lista de “Hice” día por día, me permitió visualizar gráfica y métricamente la cantidad de tiempo que uno dedica a lo operativo, que es importante pero ocuparte de la operación hace que los negocios nunca se expandan, cuando lo verdaderamente relevante es enfocar las energías en lo estratégico, y delegar lo operativo.

Si uno logra transformar esta simple acción en un hábito, a lo largo de unas semanas habrá juntado suficiente información para tomar decisiones sobre cómo uno invierte el recurso más valioso que tiene hacia dentro de su negocio: el tiempo.

creador web

Trabajo en la industria del web hosting y la publicación de sitios web desde diciembre de 2003 y la tecnología no generó grandes avances para los usuarios. Lograr crear un sitio web sigue siendo una tarea lenta, friccionada y compleja.

Elegís el dominio, te ponés de acuerdo con tu diseñador, crea el sitio web, contratás el hosting, creás las bases de datos MySQL a través del panel de control, luego subís los archivos por FTP y tu web está online: Listo.

¿Listo? Listo nada.

Para cada uno de los pasos, si no tenés conocimientos, tendrás que leer un tutorial, o abrir varias consultas de soporte técnico en tu web hosting. Es decir, el proceso hasta acá, fue friccionado. Porque así es la tecnología actual para la publicación de sitios web en Internet.

Además, una vez que tu sitio está online por más que lo agregues a Google, en la mayoría de los casos, la web no posiciona por sí misma (es decir, no tiene hecho un trabajo de Search Engine Optimization; SEO) y por lo tanto, no recibe visitantes y no vendés nada. Fantástico: Gastaste varios cientos o miles de dólares en una imagen que no atrae a nadie: más frustración.

Esto es lo que viven miles de emprendedores, profesionales independientes y pequeñas empresas u organizaciones de entre 2 y 10 personas que no tienen a un ninja IT-que-sepa-de-todo-web-hosting-seo-sem-ux en el equipo, y no, no tienen por qué tenerlo.

Los Site Builders que existen hoy (Wix, Weebly, Jimdo, WordPress, SquareSpace, ImCreator, Godaddy, etc) fueron creados por excelentes ingenieros en software. Pero la UX deja bastante que desear, deberían ver a dueños de pymes que facturan varias decenas de miles por mes en sus industrias, intentando poner su idea o su negocio online con el creador web de esas plataformas: pain.

Si, sin duda que algunos pueden generar usuarios, SquareSpace por ejemplo invirtió USD 40M en 2014 para adquirir cerca de 1M usuarios. ¿Y si el software fuera más user-friendly?

Creo que debería existir un site builder / creador web (probé más de 50 y no lo encontré) que resuelva los 3 siguientes problemas:

  • Diseño profesional
    Plantillas pre-creadas de calidad, pensadas y diagramadas por profesionales que sepan lo que están haciendo, que tengan una explicación y una lógica para cada elemento del diseño. Que sean totalmente responsive. De los creadores web que mencioné antes, ninguno tiene la totalidad de sus diseños 100% compatibles para múltiples dispositivos y de manera automática.
  • Tráfico
    SEO automático y self-guided, SEM con step by step, y email marketing intuitivo.
  • Leads
    Chats automatizados con bots que levanten las consultas de los usuarios en tiempo real, las 24 horas, todos los días.

Hay que re-crear al creador web

Veo imperioso resolver esos tres problemas en una plataforma con excelente UX que proponga velocidad y simpleza de uso (disminuyendo la curva de aprendizaje) para poder dar un paso adelante en la facilitación de la presencia y difusión online de millones de organizaciones y profesionales independientes.

¿Utilizaste algún creador web? ¿Cuál fue tu experiencia?

mind

No nos damos cuenta, pero el teléfono con todas sus posibilidades de conexión al mundo, termina siendo quien nos manipula y nos logra hacer estar pendiente y dependiente de él constantemente a través de los micro-chequeos de actualizaciones. Y es ilimitado, porque cada vez que chequeamos por una actualización, nuestro cerebro nos retribuye químicamente y eso genera en algunos casos, adicción. Todo ello, obviamente planificado por geniales equipos de ingenieros en software y UX.

Pero además de la cuestión de la cantidad de tiempo que uno pierde al día con aplicaciones de social networking, también hay una variable más importante aún y es la cantidad de energía que uno deposita en ellas; atención, concentración, pensamiento. Mientras que creemos que la única batería que se agota es la del celular, lo mismo sucede con nuestra energía psíquica.

Y ese caudal de información sin una organización salvo la cronológica (me refiero a los tweets y el news feed) no hacen más que distraernos de nuestros objetivos al determinar nuestro comportamiento diario.

Por eso, desde hace un mes eliminé Facebook y Twitter de mi celular. La sensación desde ese momento, es que puedo tener hilos de pensamiento más largos y duraderos que antes, sobre todo mientras camino por la calle o espero en los semáforos, y así puedo enfocar la atención durante más tiempo, y con mayor calidad, en lo que realmente me importa, y no en lo que le importa decir a los demás.

Sólo accedo a Facebook y Twitter desde desktop una o dos veces al día pero no tengo accesos directos ni favoritos. Quizás puede ser un interesante experimento, eliminar también Instagram y WhatsApp.

Recomiendo altamente la experiencia, sobre todo si trabajás a través de Internet.

Ahora sí. Por primera vez en muchos años, veo un producto diferente y superador. Los que me conocen, saben que no suelo fanatizarme con productos de ningún tipo, además soy bastante crítico de la idealización mediatizada por la marketingización por ejemplo de los smartphones que siguen haciendo lo mismo hace muchos años y no son en absoluto inteligentes. De hecho no me gusta utilizar el espacio de mi blog en hablar en productos de terceros porque hay miles de sitios web especializados.

Pero esta vez, es diferente. Hace pocos días para mi tesis de psicología desarrollé en unas cuantas líneas que a través de Facebook.com, los contactos que los usuarios llevamos a cabo a través de dicha plataforma, son considerados realidad por parte del sujeto, y propuse que todavía son necesarios mayores avances tecnológicos para lograr por ejemplo, la realización de psicoterapia exitosa a través de Internet con un nivel mayor de similitud a la experiencia que plantea la realidad concreta in situ.

¡Pero ahora algo cambió! En este sentido, y que Microsoft es socio también en Facebook y en Skype, estamos realmente ante una posibilidad de un upgrade cuantitativo y cualitativo, de dimensión nunca antes vista en las más diversas áreas.

La tecnología que desarrollaron con HoloLens (habrá que ver otras marcas qué hacen) permitirá revolucionar desde la arquitectura, la medicina, la psicología y el entretenimiento hasta las artes marciales y las guerras.

Creo que realmente hay que prestarle particular atención a este nuevo producto porque por primera vez, quizás millones de personas podrán integrar definitivamente y con una excelente experiencia la realidad virtual a la realidad material.

Ojalá que no me equivoque.