La independencia no existe, pero…

La independencia no existe. Lamentablemente, somos absolutamente dependientes de fuerzas de dominación extranjera, y seguimos trabajando, quizás sin saberlo, para que así sea. Pero hay un espacio, que puede ser más dependiente de vos, que de los demás.

Ya hablé en publicaciones anteriores cómo la conquista de los pueblos ahora es digital. Y también de que la soberanía se cuida inclusive con una buena conexión a Internet, que no tenemos.

Hace unos días, NIC Argentina, la entidad de gobierno encargada de administrar e impulsar el registro de dominios .AR, decidió modificar su sistema obligando a que ahora la administración de los dominios deberá realizarse a través de la clave fiscal provista por la AFIP. En otras palabras, tus dominios estarán asociados a tu información impositiva, y tu contador tendrá poder total sobre tu presencia online.

Como titular de una firma de web hosting desde el año 2002, no tenemos mayor información ni detalle sobre las motivaciones para hacer este cambio que implica un mayor impedimento a la presencia y el crecimiento de los sitios web argentinos, cuando nuestros vecinos, en Chile, tienen más de 500.000 dominios registrados (bastante más que nosotros, que se calcula andamos en menos de 400.000).

Por si fuera poco, hay miles de comentarios negativos de usuarios además de cientas de solicitudes de migración de dominios .AR hacia dominios .COM (internacionales) por facilidad de uso, menos control y menos costo.

A 200 años de la declaración de la independencia, es como mínimo, necesario reflexionar sobre qué hacemos cada uno de nosotros para poder ser independientes de esas “fuerzas de dominación extranjeras” que nuestros próceres, en 1816, determinaron por escrito que rechazaban.

Las nuevas políticas invasivas de NIC Argentina (del gobierno), generan una sensación de ataque directo a la privacidad de las personas y los negocios de los argentinos, logrando, contrario a lo que festejamos en el bicentenario de la independencia y lo que nuestros próceres enarbolaban como logro histórico, que menos dominios se registren en Argentina, y más en otros países, es decir, están facilitando que las fuerzas de dominación extranjeras, tengan más poder y más alcance.

quejas bicentenario nic argentina

Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, YouTube, SnapChat, Wix, GoDaddy, eBay, WordPress, Drupal, son todas compañías americanas, en su mayoría empresas públicas, que contaron con todo el apoyo político, económico, financiero y socio-cultural de su país para poder crecer, desarrollarse, y obtener los datos de millones de personas, empresas y organizaciones de todo el mundo. Hoy son dominadoras del tráfico de Internet, tienen todos nuestros datos, los de nuestros clientes, nuestros proveedores, nuestros negocios, y estar por fuera de ellas, hace que estemos fuera del sistema. Son entonces, necesarias, porque además hacen lo suyo a un excelente nivel.

En 1816, Gran Bretaña y España se llevaban el oro de sudamérica, hoy, empresas extranjeras se llevan nuestra información, nuestras “horas online” y todo el contenido que generamos, con el apoyo de los medios locales de difusión masiva, que a veces parece que se olvidan que les hacen publicidad gratis al mencionarlos.

De hecho, este artículo lo estás leyendo desde una computadora fabricada en el extranjero, y en un servidor ubicado en Estados Unidos (aunque su dueño sea una empresa latinoamericana) porque simplemente, funciona mejor la electricidad, los datacenter y toda la tecnología que en Argentina.

Por eso, hoy estuve pensando: ¿Existe la independencia? ¿Somos realmente independientes? La conclusión es que creo que somos muchos más dependientes de corporaciones extranjeras que lo que éramos en 1816. Es el rumbo que ha tomado el mundo y nosotros no hemos hecho nada para ser los dominadores, en vez de los dominados.

Sin embargo, creo que hay una buena noticia, tenemos herramientas a nuestro alcance para tener cierto poder, determinar nuestras propias reglas, elegir el diseño que deseamos, crear las interfaces que nos convengan, y competir desde cualquier lugar del país en cualquier mercado del planeta. Esta herramienta, es aquella que ha evolucionado pero no se ha perdido desde 1991: Tu sitio web.

Tu sitio web, tu nombre de dominio, es tu oportunidad de dominación del comportamiento online del usuario, allí es donde tenés la chance de crear y de elegir qué comunicar, qué ofrecer, y qué pedir a cambio de lo que sabés hacer.

Vos elegís el diseño, vos elegís tus palabras, vos elegís si incorporar tu presencia en las redes de Facebook, Twitter, Instagram, o no. Es tu propio territorio online. Es tu independencia. Es tu posibilidad de elegir absolutamente todo.

Por eso, a 200 años de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y siendo imposible (o excesivamente costoso socialmente) estar por fuera del sistema capitalista y del mundo online en donde dominan empresas extranjeras, tener tu propio sitio web, a pesar de las malas decisiones que se tomen desde NIC Argentina, es tu oportunidad de ser (algo más) independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *