Me cuesta creer que viviendo en un país que produce alimentos para 400 millones de personas, los supermercados y verdulerías tengan tan mala calidad de frutas y verduras (golpeadas, inmaduras, sucias).

En Londres, por ejemplo, todos los comercios que venden alimentos, son analizados por el gobierno y tienen que exhibir el “Food Hygiene Rating“.

Creo que sería una gran idea que todas las verdulerías y comercios que vendan frutas y verduras tengan que estar calificados para sólo poder vender alimentos de calidad, teniendo en cuenta, que somos un país premium en el nivel de gastronomía, y esta categoría, debería estar al alcance de todos.

 

 

IMG_20150525_143042

La iglesia ha tergiversado las ideas de Francisco de Asís al convertir a su pueblo, en un Disney-market del sur de Italia.

Creo que hoy el capitalismo es el mejor modelo social y económico del que podemos disponer, sin embargo, imprimir este sistema en el pueblo de un santo religioso que se caracterizó por su desapego al dinero y su cercanía con los que menos tenían, merece al menos, un post para reflexionar sobre el asunto.

Asís es un pueblo hermoso, allí nació Francisco de Asís en 1181. Plena edad media, Francisco era hijo de un comerciante muy rico, pero él decidió, contrario a lo esperado en la época, dedicarse a vivir sólo con lo que necesitaba y tal como vivían los pobres, pero enfocado al estudio de los evangelios y la difusión de una religión pensada para todos, pero fundamentalmente para los que menos tenían.

Hermosa plaza en Asís, con barcitos encantadores para tomar un buen café a la luz del sol.

Pintoresca plaza en Asís, con barcitos encantadores para tomar un rico café a la luz del sol.

Francisco convivía con los leprosos, los pobres, los indigentes, y señalaba a sus seguidores, que sólo era necesario vestirse con una túnica de color marrón para recordar el contacto con la naturaleza y la tierra, que es de donde venimos, y que con eso sólo basta para poder vestirse. Las sandalias sólo deberían ser utilizadas para no lastimarse, pero que de otra manera, era preferible andar descalzo, tal como lo hacían los pobres, para no olvidarnos de ellos.

Además, Francisco tenía una gran conexión con los animales y la naturaleza, podés leer más de su historia, simplemente googleando.

Ahora bien, lo que quiero destacar, es que Asís además de un bello pueblo de callecitas encantadoras, con paisajes siempre diferentes, y que a uno lo sitúan en la edad media, está también lleno de tiendas a la calle que convirtieron la filosofía de vida de Francisco de Asís, en un negocio.

En las tiendas de Asís podrás encontrar muñecos de juguete de todos los tamaños y formas de Francisco, de los caballeros de las cruzadas, de reyes, etc, además de crucifijos y rosarios en su máxima diversidad, estampitas, remeras, gorras y hasta pelotas de fútbol con su cara.

Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén, y halló en el templo vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y cambistas sentados. Hizo un azote de cuerdas, y los echó a todos del Templo con las ovejas y los bueyes, tiró las monedas de los cambistas y volcó las mesas. Y dijo a los vendedores de palomas: “Quitad esto de aquí: no hagáis de la casa de mi Padre un mercado”. Sus discípulos se acordaron que está escrito: “El celo de tu casa me devora”.
Entonces los judíos le dijeron: “¿Que señal nos das para obrar así?” Jesús les respondió: “Destruid éste templo y en tres días lo levantaré”. Los judíos le replicaron: Se edificó el templo en cuarenta y seis años, ¿Y tú lo levantarás en tres días?” Más Él hablaba del Templo de su cuerpo.
Por eso, cuando resucitó de entre los muertos, se acordaron sus discípulos que ya lo había dicho, y creyeron en la Escritura y en la palabra de Jesús.
Sn. Jn. II, 13-22

"La expulsión de los mercaderes"  El Greco (1600) http://es.wikipedia.org/wiki/La_expulsi%C3%B3n_de_los_mercaderes_%28El_Greco,_Londres%29

“La expulsión de los mercaderes” Domenikos Theotokopoulos (1600)

 

Cuando ingreses a las iglesias de Asís, en todas podrás ver una caja que al ingresar una moneda de 1 euro, activará la vela. Si no tienes dinero, no hay vela prendida. ¿Qué pensaría Francisco de esto?

1 euro = tu vela encendida. Sin euros, no hay vela.

Museo en Asís completo de coronas, esfinjes, mantos y cruces de oro. Muy poco Franciscano. Show me the money!

Es interesante ver cómo se ha transformado la transmisión de la filosofía y la religión en un negocio que nada tiene que ver con las ideas de Francisco de Asís.

Sin embargo, si buscas los 3 o 4 elementos que utilizaba para vestirse, podrás encontrarlos luego de lograr la solución al laberinto de pasillos y escaleras sin señalización… en un subsuelo!

¿Buscas la túnica que utilizaba Francisco de Asís? Muy pocas personas logran encontrarla. Baja al menos 2 pisos por escalera y podrás encontrar su túnica, sus sandalias y su cuerno para llamar a los animales. Todas sus pertenencias, están muy escondidas del alcance de las personas, no sucede lo mismo con los objetos comerciales a la venta.

La capacidad de convertir en un objeto de consumo a la religión, cuando este santo propuso una escuela diametralmente opuesta, es claramente un enorme logro lamentable de la Iglesia Católica, que a mi particularmente, me da ganas de vomitar.

La conclusión, es que el capitalismo y la posición de poder de la iglesia, han logrado enterrar al segundo subsuelo a lo más importante de Francisco de Asís, mientras que ha dejado a la mirada de todos, los ilimitados artículos a la venta made in china, junto a las velas de plástico que se encienden con tu dinero.

A todos nos gusta el capitalismo, pero no permitamos que el consumo nos consuma el cerebro y no nos permita recordar los verdaderos ideales de personas relevantes e inspiradoras para la humanidad, tal como sucede con Francisco de Asís.

Escena 1

Suena el celular una vez. Salís del aula para atender. Resolvés un mini incendio y volvés. Suena de vuelta, el docente te mira extrañado, volvés a salir, cuando regresás, ya perdiste el hilo de la clase. A los 20 minutos, la historia se repite. A la quinta vez, te piden que te retires del aula. El docente tiene razón. Todo se podría haber resuelto si en la universidad hubiera WiFi o la antena de datos de Personal llegara hasta el aula, o si tuvieras la $$ necesaria para poder contratar a alguien en quien delegar tu trabajo durante tu ausencia, pero estás empezando con el negocio y todavía no se puede.

prohibido celular

El mismo dispositivo que beneficia la comunicación y el crecimiento de tu negocio, es perjudicial para la focalización de la atención en un aula.

Escena 2

¿Ocupás tu agenda de Lunes y Martes con 3 reuniones de negocio claves, muy importantes, o las postergás para el final de la semana porque el Miércoles rendís Psicopatología II?

Bien, ya estás tomando decisiones, welcome to the game.

Escena 3

Un profesor te dice que sos pésimo porque no te acordás de memoria todas las alteraciones de la percepción en una patología llamada esquizofrenia catatónica, te pone un 2 y te obliga a volver a rendir el final. Vos tenés un negocio, estás en la calle, y sabés que estudiar de memoria servía hasta el siglo 19, también sabés que no querés ser como ese profesor que obtiene satisfacción en estar de 8 a 22hs en la universidad evaluando de memoria a sus alumnos, bochando al 95% y que llega en un Peugeot modelo 87 todo chocado que lanza más humo que la trochita, sin embargo, si querés el título, tenés que hacer lo que el tipo quiera, no importa qué tan bueno seas en tu empresa. En la universidad, sos un número más.

La trochita es bastante más linda que el auto del profesor sádico.

La trochita es bastante más pintoresca que el auto del profesor sádico, pero arrojan la misma cantidad de humo.

¿Se puede empezar un negocio y al mismo tiempo cursar en la universidad?

La pregunta parece ir en busca de una respuesta única, y la realidad siempre es un poco más compleja.

La vida académica y la que uno lleva adelante durante un emprendimiento tienen características similares porque ambas requieren mucho tiempo y esfuerzo psíquico -perseverancia, resistencia a la frustración, resiliencia, capacidad de adaptación, toma de decisiones, etc- para poder rendir. Si sos malo con tu emprendimiento, el negocio se muere, perdés dinero y dejás a la gente en la calle. Si sos malo en tu espacio académico, no aprendés y no aprobás, por lo tanto no tiene sentido que estés ahí.

El tema está en si uno está dispuesto a ser mediocre al distribuir sus energías, o si cree que podrá ser bueno en ambos, haciendo malabares con la variable tiempo, que a nivel académico es manejable porque uno puede postergar ciertas obligaciones, pero a nivel negocio en general no es postergable.

El tiempo perdido no se recupera. Es muy importante aprender a administrarlo.

El tiempo perdido no se recupera. Es muy importante aprender a administrarlo.

En la universidad:

Vas a estar en déficit de condiciones con respecto a tus compañeros que sólo estudian, o en el peor de los casos laburan de 9 a 18 y después tienen la cabeza 100% en el estudio. Si tenés un emprendimiento, eso nunca va a suceder, todo transcurre al mismo tiempo. Por lo tanto no es nada fácil manejar las complejidades de dos frentes a la vez.

No esperes recibirte a la par de los demás con los que empezaste la carrera. Posiblemente demores mucho más en recibirte, aunque la buena noticia es que vas a llegar con el mismo nivel -depende de vos, obviamente- de conocimientos y formación.

Lo importante es nunca dejar de cursar, siempre seguir.

En tu negocio:

Vas a estar compitiendo con otros tipos que están 100% enfocados en el negocio. Sé honesto: Una versión tuya al 50%; ¿Va a poder ganar contra una versión de ellos al 100%?

En conclusión…

Estudiar una carrera universitaria y levantar un negocio al mismo tiempo no es tarea fácil. Obviamente se puede, siempre y cuando en los momentos importantes para tu empresa, no dudes en postergar la universidad. Además, será fundamental para que puedas avanzar, la capacidad de que tu negocio genere clientes y que puedas delegar tareas en terceros idóneos. Por último, siempre avanzar, habrá cuatrimestres en que no puedas dedicarle casi nada a la academia; no importa, aunque sea hacé una materia en el único hueco que tengas disponible, si abandonás la cursada, retomar cuesta 10x.

Mi experiencia personal

Empecé con NEOLO.COM en Diciembre de 2002 (4to año de la secundaria) y a en 2004 comencé con la Lic en Psicología, terminé de cursar a fines de 2012 (8 años más tarde) y defendí la tesis a principios de 2015 (en total, 11 años después de haber empezado).

Me tuve que fumar infinidad de docentes ineptos a quienes fantaseé con despedir al instante si fuera el dueño de la universidad, pero también tuve en misma cantidad (5? 6?) a profesores fantásticos que son los que realmente te educan, los formadores, esos que te dejan huellas que van a perdurar para siempre. Y esa formación es única y no la vas a encontrar en ningún otro lugar.

Me conformé con demorar más tiempo que el promedio para recibirme, y hasta con obtener menores calificaciones en la universidad (who cares?) pero nunca quise resignar a ninguno de los dos proyectos, el corazón, en ambos.

En definitiva, la casa de estudios y la empresa son espacios diferentes, es importante poder disfrutar del transcurrir de cada uno, y también de la experiencia única de estar en dos dimensiones tan distintas, al mismo tiempo. El desafío está en poder integrarlos constantemente.

Esta fue la oficina durante un período muy feliz.

Esta fue parte de la oficina durante un período muy feliz.

Otro dato que considero relevante, es que después de haber sido alumno por 11 años, siempre tuve en claro, que la prioridad en cuanto a ocupar la agenda, siempre fue de la empresa. Aunque más de una vez tuve que elegir postergar cuestiones de trabajo por asuntos académicos, sino, no llegaba más.

Una vez más, mañana todos vamos a recordar el 2 de Abril de 1982 que es el día que un gobierno de facto, no electo, decidió recuperar Malvinas a la fuerza.

En vez de recordar el 3 de Enero de 1833 que es el día en que los británicos con la corbeta HMS Clio​ invadieron Malvinas y enviaron al continente a los habitantes y soldados que vivían en las Islas y que eran argentinos.

Los británicos, en este sentido, nos miran raro, porque nos señalan ante el mundo, como que recordamos cuando nosotros los invadimos a ellos. Y tienen razón, deberíamos recordarnos y recordarles, cuando ellos nos invadieron a nosotros, lo que según los libros debería ser la tercer invasión inglesa.

Otro dato interesante que todos deberíamos recordar, es que durante el período democrático, ya se han suicidado más ex combatientes, que soldados que perdieron la vida en la guerra en las Islas. Si, leíste bien, nuestra propia ineficiencia, nuestro propio sistema de salud, en plena democracia, generó más suicidios que las armas inglesas.

A veces, pareciera, que el principal enemigo de la patria, somos nosotros mismos.

Definitivamente, tenemos una problemática con la forma en que recordamos la historia, y creo que si en vez de tanto feriado, carnaval y mojar las patas en Playa Varese en días en que murieron cientos de argentinos hubiera más historia, visitas obligadas a museos o lecturas en bibliotecas, o documentales desde distintas perspectivas de la historia, tendríamos una sociedad más pensante, con más capacidad de adaptación y con más posibilidades en el futuro de recuperar lo que nos pertenece por la vía de la memoria, la palabra y el diálogo.

Feliz feriado mañana.

relojes dali

Hace unos meses atrás, asistí a un taller de time management por Fede y Fran.

Quizás por decantación, hoy tengo un nuevo hábito, y quiero compartirlo con vos, porque sé que si lo pones en práctica, te aseguro que te va a permitir mejorar muchísimo la gestión de tu startup o emprendimiento.

Además de utilizar diversas herramientas para administrar mejor mi tiempo (Google Keep, Google Calendar, Google Tasks, y un project manager de trabajo en equipo), comencé hace dos meses a hacer al final de cada día, una lista que incluye sólo los avances estratégicos que había logrado para Neolo.

La lista la hago en un excel, súper simple. Detallando el día, la tarea, y el tiempo mío y de terceros que implicó concretarla, cada día.

La realidad es que es fantástico porque crear y mantener esta lista de “Hice” día por día, me permitió visualizar gráfica y métricamente la cantidad de tiempo que uno dedica a lo operativo, que es importante pero ocuparte de la operación hace que los negocios nunca se expandan, cuando lo verdaderamente relevante es enfocar las energías en lo estratégico, y delegar lo operativo.

Si uno logra transformar esta simple acción en un hábito, a lo largo de unas semanas habrá juntado suficiente información para tomar decisiones sobre cómo uno invierte el recurso más valioso que tiene hacia dentro de su negocio: el tiempo.