Hoy fui al centro (Ministerio de Salud de la Nación) a tramitar la matrícula para poder, si quisiera, desarrollar mi profesión como psicólogo en el marco de la ley. Como dato de color o demostración de sincronicidad Jungiana, fue una grata sorpresa que Facebook me avisara que hacía exactamente 3 años estaba aprobando el último final de la carrera.

En el camino, me crucé con una manifestación de la agrupación Barrios de Pie quienes están dignamente reclamando por un bono anual por ser beneficiarios de planes sociales, trabajos informales y cooperativistas.  (Antes que nada, aclaro que desconozco la política dentro de esta agrupación, sólo verlos me sirvieron como disparador de una idea que quiero exponer a continuación).

 

Entonces, al verlos, me pregunté lo siguiente:

Señalé PHP por decir un ejemplo, porque hoy por hoy es un lenguaje de programación bastante simple y es utilizado por más del 81% de los sitios web de Internet, y porque India está sobrepasando a Estados Unidos como el país líder de desarrollo PHP en el mundo, y nosotros tranquilamente podríamos generar una industria de profesionales en el sector, lo podríamos lograr educando programación de calidad, gratis y de forma obligatoria en las escuelas, además de brindar Internet como un derecho básico tal como referí en una publicación anterior. Si India puede, ¿por qué nosotros no? Después de todo, la programación es la industria de la construcción en el mundo digital.

En 1 año o menos, podríamos tener decenas de miles de antiguos desempleados, ofreciendo servicios profesionales de programacióna todo el mundo. Y con un simple acuerdo con PayPal, como ya hizo Uruguay, estas personas podrían tener sus ingresos depositados en su cuenta bancaria y accesibles mediante tarjeta de débito gratuita del Banco Nación sin ningún tipo de intermediarios.

Inclusive, podría hacerse un acuerdo con plataformas como Workana, Freelancer para lograr una mayor difusión, o bien crear un sitio específico de promoción de esta industria argentina a nivel internacional aprovechando la vinculación con embajadas en países estratégicos que requieran este tipo de mano de obra. En el caso que algo así se decidiera llevar adelante, en Neolo podríamos ofrecer capacitación y setup de sitio web para cada uno de los nuevos profesionales con un 30% de descuento del promedio del precio del mercado.

Si esto se hiciera, pasaríamos de tener personas desempleadas, a disponer de personal calificado preparado para ganar su propio salario, y en dólares.

¿Por qué no?

 

El web hosting tiene el poder de brindarle presencia en Internet a empresas, profesionales y personas y ubicarlos en una situación de igualdad competitiva frente a cualquier otro equivalente o competidor en cualquier punto del planeta.

domain extension cctld

En los últimos años se ha crecido mucho, pero el panorama y el avance de la tecnología y de nuevos jugadores internacionales requiere ajustar y mejorar lo realizado. Por eso hay ciertos desafíos que el nuevo gobierno debería tener en cuenta para que cada vez más personas, profesionales y empresas argentinas puedan lograr presencia en Internet y competir de igual a igual, con cualquier otro del planeta.

Considero que el web hosting es uno de los recursos más valiosos pero con menor percepción de relevancia que existen. Para tomar noción del impacto; sin web hosting, no habría sitios web ni correos electrónicos. Seguramente te cueste imaginar Internet sin esos dos servicios básicos.

Estoy en la industria desde el 2002, y señalo aquí algunas puntuaciones sobre items que considero importantes a tener en cuenta:

  • Protección de la industria nacional frente a las empresas extranjeras:
    • Brindando incentivos a las empresas argentinas de web hosting: Quienes contratan empleados y pagan impuestos en el país, deberían obtener beneficios frente a los competidores extranjeros que cuentan con mejor tecnología y acceso al crédito en sus países.
    • Implementando barreras frente a empresas extranjeras: Por ejemplo obligándoles a pagar impuestos locales.
  • Facilitación en el pago a proveedores del exterior: Todas las empresas de web hosting en Argentina tienen proveedores en distintos países para pago de licencias, tecnología, etc.
  • Facilitación en la importación de tecnología (servidores, hardware) para poder ofrecer almacenamiento desde Argentina: Muchas empresas argentinas prefieren hacer leasing o comprar servidores en el extranjero y mantenerlos físicamente allí por la complejidad que presenta el ingreso de tecnología al país. Facilitar el ingreso de tecnología implicaría más empleo en la industria nacional.
  • Más vinculación entre el NIC y las empresas locales: En los últimos años el NIC de Argentina ha logrado enormes y geniales avances, sin embargo consideramos que es importante una mayor alianza entre NIC.AR y las empresas locales de web hosting. Creemos que la gestión actual del NIC está dispuesta a avanzar en este sentido, y lo celebramos ya sea que avance la actual administración, o la siguiente:
    • Servicio de Whois y API para dominios ccTLD .AR.
    • Abrir la posibilidad de registro (acompañado de una inversión y plan de negocios) de dominios finalizados en .AR.
    • Lanzar nuevas extensiones de dominio .MDQ .BAIRES .TANDIL .CORDOBA .ARG .PATAGONIA .RUTA40, etc.
    • Bonificaciones en registros de dominios para personas e instituciones de bajos recursos.
    • Espacio de diálogo y encuentro trimestral con actores del sector.
  • Partidos políticos, instituciones estatales y de gobierno que alojen su información en empresas argentinas y en cuentas de correo alojadas en servidores y/o empresas de Argentina.
  • Mayor apoyo desde el punto de vista operativo en lo que respecta a la seguridad informática. Crear un arCERT como en los países más desarrollados del mundo, generando monitoreo y notificaciones sobre sitios web hackeados, troyanizados, con phishing y otras amenazas.
  • Incentivar la creación de sitios web y la administración (creación, modificación) de contenidos desde estadíos tempranos de la escuela primaria y secundaria.
  • Créditos blandos para apalancar la exportación.
  • Subsidiar a las empresas argentinas de web hosting para que puedan proveer servicio gratuito a ONGs, establecimientos educativos públicos de todos los niveles y también para personas que se encuentren en situación de pobreza.
  • Desarrollar programas (inclusive pagos) de capacitación para el personal.
  • Considerar a la actividad (hosting de sitios web y correos electrónicos) como un servicio básico y fundamental para cualquier ciudadano.

Sin duda hay más items, pero con estas ideas, ya se podría comenzar a hablar de una industria argentina de hosting competitiva a nivel regional.

Que más gente conozca a Pampita que a Dean Kamen, es señal del problema educativo que tenemos.
 
Dean Kamen fue el inventor del SegWay. Con su fortuna creó un parque de ciencias y un día le preguntó a algunos de los jóvenes que asistían que le mencionen 3 científicos o inventores modernos. Ninguno supo responder, pero sí conocían estrellas deportivas. Entonces inventó FIRST (http://www.firstinspires.org/) que es una competencia de robótica en donde participan miles de niños en las más diversas áreas, para hacer que se identifiquen con líderes que realmente aporten valor a la humanidad.
 
A nosotros nos sucede lo mismo, leyendo mi timeline de Facebook o Twitter veo que todos estamos al tanto de lo que sucede con Pampita, las hijas de Rial y los comentarios de Messi sobre el canto del himno.
 
Pero casi nadie conoce la inversión de vida y $$$ que hizo Elon Musk en renacer al auto eléctrico, ni a la fundación Bill & Melinda Gates salvando a +6m de personas, ni el invento de Dean Kamen para potabilizar cualquier tipo de agua.
 
En este mismo sentido, hacer zapping en la TV o en la radio, uno se encuentra con una alta cantidad de contenido producido por la industria del entretenimiento para continuar alimentando la admiración de la inalcanzable moda y sus modelos, el chusmerío, y creando falsos líderes. Los valores se han invertido, y no nos dimos cuenta. Los contenidos nivelan para abajo y no para arriba.
 
Es necesario reflexionar sobre con qué modelos queremos que la sociedad y sobre todo, los más jóvenes, se identifiquen.

En menos de 24 horas, me detuvieron 2 veces mientras manejaba para pedirme documentos y chequear que todo estuviera en orden. Considero excelente que se realicen controles vehiculares, de hecho creo que deberían realizarse muchísimos más.

Sin embargo, me quedé pensando en la cantidad de información que tiene en un instante, un grupo de personas que no conozco, y de quienes no tengo certeza que realmente sean una autoridad: Nombre y apellido, DNI, domicilio, saben que no estoy en mi casa, auto, fecha de compra, número de chasis, número de motor, patente, y mucho más. ¿No es demasiado?

Es decir que hay 2 problemas básicos:

  1. No tengo forma de saber la identidad de quien me detuvo, ni de saber fehacientemente que corresponde a un representante de las fuerzas de seguridad. Ellos saben todo de mí.
  2. No tengo ningún registro o comprobante de que me detuvieron ni qué procedimiento llevaron adelante. Ellos seguramente tienen uno.

La información es poder. Por eso, considero que el ciudadano a quien se le requiere información, se encuentra en un estado de cierta indefensión en relación a la cantidad y calidad de información que acaba de liberar.

Se me ocurrió entonces una posible solución: inmediatamente después de que a uno le indiquen la orden de detención del vehículo, que entreguen un número de identificación en el que quede registrada la operación.

También, esa identificación debería poder ser comprobada a través de una WebApp en donde consten detalles de quiénes son los oficiales que hicieron la detención y un botón para poder denunciar irregularidades en el procedimiento.

todos iguales

Los medios nos hacen creer que somos todos iguales.

Seguimos leyendo diarios online igual que en 1992. Es ridículo que la página principal de un diario, sea igual para todos los usuarios.

Cada usuario es distinto, tiene intereses, gustos y afinidades subjetivas, entonces, ¿por qué mostrarle a todos los mismos artículos y en el mismo orden?

Los diarios online deberían servirse de los hábitos de navegación de los usuarios para modificar la página principal del mismo con las noticias e información que más me importa a mí según el tipo de publicaciones que leo en Facebook, Twitter, las preguntas que me interesan en Quora, los artículos que leo en Linkedin, y hasta las búsquedas que hago en Google.

Entiendo que no puedan alcanzar ese nivel, pero podrían comenzar aprovechando el saber qué artículos consume cada usuario en su misma web para reorganizar la página principal en función de sus intereses de lectura.